Ataque cardíaco leve: síntomas, tratamiento y precauciones

Rate this post

Los ataques cardiacos pueden ocurrir con una severidad variable, y así como una fractura puede ser capilar o mayor, un ataque cardiaco puede ser leve o masivo. La gravedad de un ataque cardíaco está determinada por la extensión del daño causado al corazón mismo: en el caso de un ataque cardíaco leve, una parte relativamente pequeña del músculo está dañada o la mayoría del daño sufrido no es permanente.

No importa la situación, si siente que está experimentando síntomas parecidos a un ataque cardíaco, es importante buscar atención médica de emergencia, ya que tanto los ataques cardíacos leves como los masivos son muy graves y pueden dejarle un daño duradero.

¿Cuál es la diferencia entre un ataque cardíaco leve y masivo?

Los ataques cardíacos ocurren cuando hay un bloqueo en la arteria que impide el flujo de sangre al corazón. Se puede producir un ataque cardíaco masivo si el bloqueo de la sangre interrumpe completamente el flujo de sangre y puede causar daño cardíaco permanente, paro cardíaco o la muerte. También pueden ocurrir ataques cardíacos masivos si el bloqueo impide el flujo de sangre en una arteria más grande.

En comparación, un ataque cardíaco leve ocurre cuando hay una obstrucción en una de las arterias más pequeñas del corazón o la obstrucción no detiene completamente el flujo de sangre al músculo cardíaco. Los ataques cardíacos leves también pueden causar daño a una porción más pequeña del corazón, menos de lo cual es permeante. Finalmente, los ataques cardíacos leves no duran tanto como los ataques cardíacos masivos.

LEER  21 alimentos que elevan el nivel de presión arterial.

Signos y síntomas de ataque cardíaco leve

Los síntomas de un ataque cardíaco leve son similares a los de la angina inestable e incluyen dolor en el pecho que puede irradiar a los brazos y la mandíbula, dificultad para respirar, náuseas, mareos, sudores fríos y sensación de que su corazón está acelerado. Estos síntomas pueden durar unos minutos.

¿Qué sucede después de un ataque cardíaco leve?

Después de experimentar un ataque cardíaco leve, otros síntomas pueden darse a conocer y afectar su estado físico y mental. Es posible que se sienta fatigado, ya que el episodio habrá debilitado su músculo cardíaco y dificultará que el corazón bombee sangre a todo el resto del cuerpo. También puede experimentar algunas molestias en su pecho, ya que el daño al corazón altera el flujo sanguíneo y puede causar dolor en el pecho.

La depresión es otro efecto secundario de experimentar un ataque cardíaco leve, ya que después de un evento tan traumático, es posible que sienta miedo a la muerte o la mortalidad, así como una pérdida de control sobre su vida. Finalmente, las arritmias cardíacas pueden desarrollarse después de un ataque cardíaco leve, ya que parte del músculo que conduce el impulso de latir puede dañarse y hacer que el corazón lata de manera irregular.

Ataque cardíaco leve: diagnóstico y consejos de tratamiento

Para distinguir un ataque cardíaco leve de una angina estable, su médico puede ordenar un electrocardiograma para que puedan analizar el patrón y discernir si el ataque cardíaco fue típico o leve. Un análisis de sangre también puede confirmar si el paciente ha sufrido un ataque cardíaco leve, al igual que un ecocardiograma, una ecografía del corazón, un angiograma o una radiografía de las arterias coronarias.

LEER  Fluctuación de la presión arterial: causas y tratamientos.

Para tratar un ataque cardíaco leve, los médicos pueden prescribir medicamentos como la nitroglicerina, que ensancha los vasos sanguíneos. También se pueden recetar medicamentos antiisquémicos ya que pueden prevenir el dolor en el pecho, mientras que se pueden administrar antiinflamatorios y anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos.

Consejos de precaución después de un leve ataque al corazón.

Si ha sufrido un ataque cardíaco leve, su médico puede recomendarle algunos cambios en el estilo de vida y la salud para reducir el riesgo de sufrir un evento cardíaco secundario. Estos consejos incluyen:

Dejar de fumar: fumar es un factor de riesgo importante para las enfermedades cardíacas, ya que daña las paredes de los vasos sanguíneos y puede evitar que la sangre y el oxígeno lleguen al corazón y a los órganos. Fumar tabaco también fomenta la formación de coágulos sanguíneos que pueden causar ataques cardíacos, mientras que la nicotina que se encuentra en los cigarrillos puede aumentar su presión arterial.

Controle su presión arterial: controlar su presión arterial puede evitar que el exceso de estrés se coloque en su corazón y en sus vasos sanguíneos. Hable con su médico acerca de las formas de bajar y controlar naturalmente su presión arterial, así como las opciones de medicamentos disponibles para usted.

Controle su colesterol: un exceso de colesterol LDL o “malo” puede aumentar su riesgo de enfermedad cardiaca, y si sus niveles son altos, su médico puede recomendar una receta para controlarla, además de alentarlo a comer más sano y hacer ejercicio regularmente.

Compruebe si tiene diabetes: asegúrese de hacerse una prueba de detección de diabetes, ya que tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2 pueden aumentar su riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

LEER  ¿Qué es la visión nublada y cómo deshacerse de ella?

Ejercicio: Hacer ejercicio regularmente, especialmente las actividades cardiovasculares, puede ayudar a fortalecer su corazón y disminuir su colesterol y presión arterial. Correr, correr, caminar, andar en bicicleta y nadar son buenos ejemplos de ejercicios cardiovasculares para ayudar a que su corazón bombee.

Consuma una dieta saludable: ciertos alimentos contienen grasas saturadas que pueden hacer que la placa se acumule en las arterias e impida el flujo sanguíneo, lo que eventualmente provoca un ataque cardíaco o insuficiencia cardíaca. Evite estos alimentos y aumente su consumo de alimentos bajos en colesterol y grasas saturadas como frutas, verduras, carnes blancas y pescado.

Los ataques cardíacos leves pueden no ser tan graves como los ataques cardíacos masivos, pero aún así pueden causar daños duraderos que pueden causar complicaciones en el futuro. Si siente que está sufriendo un ataque cardíaco, es importante buscar atención médica de inmediato.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *